Nuestras Citas

“Tu mejor amigo te puede quitar la novia y tu peor enemigo buscarte trabajo.”

Jose Luis Baizán (-), un poeta en un "Psiquiátrico".

Palabras del autor

” Hola.

Para la gente que se interesa por mis poemas como saludo para presentarme os cuento un poco quien soy.

He sido mendigo, preso y enfermo mental; estoy graduado en escultura, tengo el oficio de guitarrista y la sensibilidad poética.

Sabiendo que todo está ya escrito tengo el privilegio de la ocurrencia y algunas cosas sobre las que escribo creo que llegan a ser buenas.

Me despido con cariño.

Jose Luis”

—Jose Luis Baizán Gómez de Santiago

Un poeta en un "Psiquiátrico"

Selecciones de sus poemas

2º libro "El Último Gargajo"


III

Fontcalent, 27 de Enero 2006 Tarde. {CELDA}.

Me gustaría morir Peponeando

Y perderme en el manocozo

Bajo la cuesta de Venus

Seguir siendo José

 

Me gustaría pedirte cobijo

No ser mamela

Me gustaría que el pijo

fuera mi vela

 

No sé como aprendí a hablar

Ni donde escuché el verbo amar

Pero anoche en el mar

Astrar y sendar

Fundieron mi antena

 

Y en un tango lila

Vareo mi ausencia

Sin timón a la deriva

Donde se estrella la orilla

En baja mar.

 

Quisiera pedalear

Mientras que una medalla

Me viera en el suelo rabiar

Tras la batalla,

Y ando.

 

El último gargajo

No siente envidia

Solo el sutil matiz

De su desidia.

 

Y es medio olor

Que en rampa

Se yergue como peralta

Salvando en sí una trampa

Y es que entre palmeras

Los dioses de las aceras

Acucian ante la estampa.

 

Debiera pues soy mayor

Del fartón y el trampolín

Hacerme idea

Buscar entre la resaca

Quien me quisiera.

 

Y la saludo Doña Raquel

Aunque no es cierta

Pues entre sus ventanas abiertas

Pinillos rige su amor.

 

Quisiera morir Peponeando

Pero el brmuro

Tenaz se enquista en mi seso

Tras lo que juro.

 

VI

Alicante, 30 Marzo 2.006

Heteróclito antidemiurgo

Por hoy esteta

El pasaje proto-apócrifo

Que ya es historia

Se merce ante el último gargajo

En una escena escatológica

Por el final de un ser

Lo magnánimo desde una mano vacía

En su antagonismo al uso

Como ademán de ademanes

Los últimos hombres personas

Son verde al mar

Sin su ayuda no fui nada

Y hablar del tono ante el matíz

Donde la gama del equilibrio

Choca con la armonía

Y mi declive en gracias

Sigue acunando el verbo amar

Pero acaece en lo imperfecto

Que desde las fuentes del destino

Fuera mi mejor solución

Aclamo a mi buena suerte

Y confío a la felicidad

El resto de mi vida

Como pago de mi obrar constante

Y el pusilánime enfermo

Se suele incomodar.

 

© GIRASOL LEVANTE ::ONG:: |C.I.F.: G-53.877.478| ::
Portada del segundo libro